AVISOS

El número premiat amb la manta solidària és el 494. Si el tens, posa't en contacte amb nosaltres.

AGENDA D'ACTIVITATS

Properament: Presentació vídeo Regalem abraçades!


dilluns, 8 de març de 2010

8 de marzo: 365 días al año

Un año más se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, pero si nos paramos a analizarlo, debería celebrarse los 365 días del año. ¿Quién, si no, trabaja más dentro y fuera de casa?

La jornada de muchos hombres finaliza cuando llegan a casa: llegan, se duchan, se ponen cómodos, la cena la está haciendo la mujer, cenan, reposan un poco y, cuando les vence el sueño, se van a la cama.

Estos hombres dicen “me voy a dormir, estoy cansado”; te dan las buenas noches y se van a la cama, sin más preámbulos. Sin embargo, una mujer, antes de acostarse, ¿qué ha hecho?

- Va a la cocina y prepara los bocadillos del marido y del hijo.
 

- Pone en remojo los garbanzos para el día siguiente.
 

- Saca del congelador el pescado para que se descongele a temperatura ambiente (es más natural y, además, ahorras energía al no usar el microondas).
 
- Saca del lavavajillas los platos limpios.
 
- Coge la ropa del balcón para que no se humedezca con el rocío de la noche.
 
- Recoge la ropa sucia y la pone directamente en la lavadora (mañana, nada más levantarse, la pondrá en marcha).
 
- Prepara la ropa de los pequeños para mañana el colegio, la ropa de recambio del trabajo del marido y de los niños.
 
- Baja la basura al garaje y, de paso, al perro para que haga sus necesidades.
 
- Cierra con llave la puerta de la calle.

Y, por último, antes de meterse en la cama, pasa por la habitación de los hijos para asegurarse de que han apagado la tele, el ordenador… Los arropa, les da el beso de buenas noches y recoge la ropa que hay tirada por el suelo.

Por fin llega la hora de acostarse. Tendría que ponerse alguna crema limpiadora, o antiarrugas, pero ya está tan tan cansada que lo deja para otro día. Por último, comprueba que el despertador está en hora para no dormirse por la mañana. Al meterse en la cama, su marido, que duerme plácidamente desde hace rato, se despierta y le pregunta, extrañado, “¿Pero aún no te habías acostado?”.

Cuando acaba nuestra jornada de trabajo, ¿quién trabaja más?

Desde luego, las decisiones las tomamos muchas veces VOLUNTARIAMENTE. ¿Qué mujer no antepone las necesidades de sus hijos, del marido, de los abuelos, a las suyas?

Si no hay suficiente dinero para estudiar los dos, dejamos que lo haga el marido, pensando que más tarde lo haremos nosotras. Pero más tarde vienen los hijos y pensamos que nadie mejor que nosotras mismas para criarlos. Luego, los hijos crecen y empiezan las actividades extraescolares (piscina, ballet, fútbol); decidimos llevarlos nosotras por seguridad, tranquilidad y por ahorro. Los niños crecen, se independizan y, cuando parece que podemos dedicarnos a nosotras, seguimos posponiendo nuestra profesión y estudios; porque un día, como es lógico, enferman nuestros padres o suegros, que se han hecho mayores. Los hijos ya no están en casa, estamos solos, ¿cómo vamos a consentir llevarlos a una residencia?
 
Y Dios nos libre de divorciarnos, pues entonces el abogado de nuestro exmarido alegará que él no tiene ninguna obligación hacia nosotras, pues nuestros hijos son mayores de edad y nosotras no hemos contribuido económicamente en la compra ni los gastos de la casa, y que podemos trabajar y mantenernos solas.

La moraleja que podemos extraer es que hay que compartirlo todo y que no sea siempre la mujer la que posponga sus necesidades vitales o profesionales.

5 comentaris:

Anònim ha dit...

Lo que escriben es "PURA REALIDAD¡¡¡ TENGO 65 AÑOS Y TODAVIA HAGO LO QUE DICE,AHORA POR LOS NIETOS.
LAS MUEJRES TENEMOS QUE CAMBIAR,DEJAR DE SER TONTAS.
PAQUITA

Anònim ha dit...

recientemente me he separado,nunca he trabajado"fuera de casa" y mi marido me dice que ya es hora de que trabaje,tengo problemas para que me pase la pension.
Seguimos siendo gobernadas por machistas
Ana.R

Anònim ha dit...

Me he separado y mi ex.pareja, no quiere pasarme la pension,dice que trabaje.yo
La lastima es que me case y me dedique en cuerpo y alma a el y a mis hijos.
Donde esta la igualdad,
Charo?

Anònim ha dit...

Gracias por hacer esta asociacion,ya es hora de que nos ayudemos entre nosotras,un poco.
La vida es muy larga y nunca sabes lo que vas a necesitar de tu vecina. Lurdes

Amunt Dones ha dit...

Hola a todas, Paquita, Ana, Charo y Lurdes:
Muchas gracias por dejar vuestros comentarios. Para nosotras es muy importante saber que nos seguís y eso nos anima a seguir trabajando por las mujeres de Lliçà.
Si tenéis algún problema, podéis contactar con nosotras e intentaremos ayudaros proporcionándoos información y apoyo.
Ahora nos reunimos en uno de los despachos del pabellón, los jueves de 5 a 7 de la tarde. No dudéis en venir a vernos.
Ánimo y un abrazo

Publica un comentari a l'entrada